03
Sep
07

Vuelve la emoción…

Hola a tod@s:

No, no voy a hablar de la Liga. Quizá, en lugar de emoción, deba decir “incertidumbre”.
¿Y por qué no las dos cosas?

Al grano. Acabo de terminar mi primer carrete de diapositivas en mucho tiempo. Ahora toca llevarlo a revelar mañana para, el miércoles, ver los resultados.

Curiosamente, después de llegar a casa, me encuentro con este post en los foros de Caborian. Como veis, en él se vuelve a reabrir el debate entre la fotografía digital y la analógica.

Por mi parte, creo que ya sabéis lo que pienso. Nunca negaré las ventajas del digital, pero eso de “los blancos están quemados, el Photoshop me marca 255,255,255” o eso de “clona esa farola”, no termina de gustarme.

¿Que me ha aportado este primer carrete en mucho tiempo? (sin contar los de negativo en color para ejercicios de clase hechos a veces a toda prisa)

Me ha aportado una fotografía más calmada. He intentado huir de eso que he pensado en otras ocasiones: “voy a hacer la foto porque sino, quizá pierda la oportunidad de tener una buena imagen”
Quiero pensar que las buenas imágenes provocan que saque la cámara sin pensármelo dos veces.
Con todo, aún debería ser más selectivo. Las ganas de terminar el carrete provocan que, pese a lo dicho, tome fotos que se que como mucho pueden ser interesantes. Pero nada excepcional.

También me aportará imágenes de mejor calidad.
De acuerdo, esto ya es en parte culpa mía… Si con un carrete de 100 ISO la velocidad de obturación es demasiado baja, no tengo mas remedio que armar todo el tinglado: trípode, rodilla al suelo (recogiendo miradas de los transehuntes) y diez minutos intentando nivelar el horizonte.
Con la digital es probable que suba el ISO a 200 o 400 y deje el horizonte lo mejor posible, pero sabiendo que si queda torcido lo puedo enderezar a posteriori. De hecho, muchas veces abro más el encuadre en previsión de un recorte posterior fruto de la operación de enderezarlo.

A todo esto, debo sumarle un mayor cuidado con la medición y el encuadre. Nada de tomar la foto, verla en el LCD y cambiar el modo de medición si la foto ha salido mal. Un análisis de la escena y tomar la decisión sobre como medir es lo que debo hacer ahora.
¿El encuadre? Quizá aquí sea donde más hecho de menos la digital. O al menos una analógica con el 100 % de visualización. Temo que entre en alguna diapositiva alguna parte de la escena que no quería incluir…

Tal vez lo peor de todo sea empezar a tomarle el pulso a la película y ver que resultados me da con cada cámara: sobreexposición, subexposición, colores… Tiempo al tiempo.

Vaaaaale, ya se que soy un “carroza”

O alguien que ha cogido todas las malas costumbres que puede haber en la fotografía digital.

O quizá soy alguien que no ha completado una etapa y ahora vuelve sobre sus pasos para llegar al futuro en mejores condiciones.

¿Me estoy equivocando?. Sólo el tiempo lo dirá…

Un saludo

Anuncios

0 Responses to “Vuelve la emoción…”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: